MI BEBE TIENE ALERGIA A LA PROTEINA DE LA LECHE DE VACA APLV

APLV
La ALERGIA A LA PROTEÍNA DE LA LECHE DE VACA es la alergia alimentaria más habitual en los bebés lactantes.

La ALERGIA A LA PROTEINA DE LA LECHE DE VACA es la alergia alimentaria más habitual en los bebés lactantes.

Es una reacción inmunológica exagerada ante una o varias proteínas que contiene la leche.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a la proteína de la leche de vaca en los bebes?

Los síntomas aparecen cuando se introduce leche de vaca o sus derivados en la alimentación del bebé.

Síntomas de la APLV en la piel:

– Urticaria
– Eczema
– Dermatitis
– Angioedema

Síntomas de la APLV en el tracto gastrointestinal:

– Vómito
– Dolor abdominal
– Reflujo
– Diarrea

Síntomas de la APLV en el sistema respiratorio:

– Rinitis
– Sibilancia
– Dificultad respiratoria

También pueden presentar inflamación o enrojecimiento de boca y labios.

¿Cuáles son los factores de riesgo que predisponen a desarrollar alergia a la proteína de la Leche de vaca?

Los bebés que tienen un historial familiar de alergias, eczema, urticaria, asma o alergia al polen, en padre o hermanos.

Los antecedentes familiares pueden predisponer al bebé a ser ALÉRGICO A LA PROTEÍNA DE LA LECHE DE VACA.
Riesgo de padecer APLV por antecedentes familiares

Adicional a los antecedentes familiares, existen otras causas que predisponen al desarrollo de las alergias a la proteína de leche de vaca, tales como:

– Poca o ausente lactancia materna.
– Madre fumadora.
– Parto por cesárea.
– Prematurez.
– Bajo peso al nacer.
– Introducción temprana de fórmulas infantiles.

¿PUEDE SUPERARSE LA ALERGIA A LA PROTEINA DE LECHE DE VACA?

Un manejo adecuado por un profesional de la salud puede influir positivamente en la superación de la Alergia a la proteína de leche de vaca.

Entre el 75% y el 90% de los niños manejados por un profesional idóneo supera la APLV antes de los 6 años de edad.

¿Qué debo hacer cuando ha sido diagnosticada la APLV?

Si su hijo es alérgico a la Proteína de la leche de vaca lo más importante es atender las recomendaciones de su médico tratante.

MANTENER LA LACTANCIA MATERNA.

Tanto la madre como el bebé deben evitar todo contacto con la leche de vaca y sus derivados o alimentos que contengan trazas.

Si su bebé es alérgico a la leche de vaca continúe con la lactancia materna y evite el consumo de sus derivados o alimentos que contengan trazas de leche de vaca

Revise siempre los ingredientes de los productos que adquiera para el consumo de su bebé, incluyendo alimentos, pañales, cremas corporales, champús, jabones, etc…

Ingredientes que pueden contener trazas de leche.

– Los bebés y niños con APLV no necesitan tratamiento especial, lo único diferente es su dieta.

– Involucre a la familia, amigos y cuidadores para evitar consumos o contactos accidentales.

– Tenga en cuenta que existen otros alergenos alimentarios que podrían causarle alergia, como el huevo, pescados, mariscos, maní, trigo, soya, gluten y frutos secos (almendras o nueces).

– Aprende a diferenciarlo de la intolerancia a la lactosa.

¿Cómo diferenciar entre la ALERGIA a la Proteína de Leche de Vaca y la INTOLERANCIA a la Lactosa?

No es fácil diferenciar entre alergia e intolerancia, solo podrá diagnosticarlo un profesional de la salud.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es una reacción digestiva o metabólica, hay una hipersensibilidad a los alimentos, pero no es alérgica.

Diferencias entre la Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca y la Intolerancia a la Lactosa

NENEPEDIA.COM es una página redactada por médicos dedicados a la atención de recién nacidos y lactantes, navega por nuestra página para aprender todo lo relacionado con tu bebé.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*